Sígueme, si te gusta mi blog :)

La frase suelta del Día

Ríe todo lo que quieras, no por enamorar a alguien. Si no para que sepa que eres feliz y no lo necesitas.

9.5.10

Supéralo

Carta para el que nunca fue, no es y definitivamente nunca será. Esto va dedicado a todos aquellos renegados del tiempo y del momento que sueñan con lo que nunca será suyo y malinterpretan hasta el saludo.

Creo que es un poco redundante aclarar la intención de mis palabras, pero lo haré, porque encontré que tú sueles modificar agresivamente el contenido de mis palabras. Cuando digo "Hola" estoy contestando tu saludo, debido a que mi madre me enseñó de pequeña que por educación se responde cuando te lo mandan; sin embargo, también quiero comentarte mi intención comunicativa al preguntar ¿cómo estás?, en realidad no significa que me interese saberlo, solo lo escribo porque esas cosas se dicen y porque en realidad no se de que demonios hablar contigo porque obviamente no tengo nada de nada que hablar contigo.

Sabes, suelo prestar mi ayuda y apoyo cuando alguien lo solicita, pero siendo ese tu caso, lamento rechazar tu solicitud tajantemente y de manera irrevocable; es así porque confundes la asesoría en lo que me va bien y no me cuesta esfuerzo alguno como una declaración de amor implícita; de ser así sería extremadamente implícita tan pero tan implícita que ni yo lo notaría. Triste pero cierto, ves monos en los árboles cuando ni siquiera hay parque. Y no le digas a tu séquito de manzanitas deformes (tus amigos) que tengo alguna fijación secreta y sicópata contigo, porque de ser verdad, la fijación no sería secreta, pero si suicida conmigo; No sé si captes que ahi sí hay un mensaje. "Antes muerta que contigo", te lo aclaro por si no viste la señal.

Es halagador para una chica que existan niños atraídos hacia una, no obstante, es molesto cuando estos seres inventan un mundo de fantasía en el cual tu eres la protagonista - sin saberlo, claro está -; en su utópica historia, se dibuja una muchacha que muere de amor por un príncipe inalcanzable, tan utópica que en la vida real "ese" príncipe es un sapo torpe y mentiroso que no hace más que alardear de aquello que no tiene, o sea a la muchacha. No se trata de ser cruel ni denigrar a nadie, el problema es que a este tipo de chicos les importa un cacahuate la repercusión de sus palabras, de sus inventos, de sus rumores infundados. Ellos actúan de forma egoísta sin prestar la debida atención al daño que ocasionan con sus blasfemias. Por lo tanto, toda la crueldad para ellos.

2 comentarios:

YaaninA dijo...

Me encanta lo que escribis! Hay alguna forma de comunicarme con vos?
naaaany.-@hotmail.com
:)

Marii dijo...

Si mira a través de aquí o sino a: plumas.y.lentejuelas@gmail.com