Sígueme, si te gusta mi blog :)

La frase suelta del Día

Ríe todo lo que quieras, no por enamorar a alguien. Si no para que sepa que eres feliz y no lo necesitas.

2.4.10

Un "adiós" que solo firma de "hasta luego"

"Deja que al cerrar mis ojos, me guíe simplemente por tus palabras de amor teniendo total seguridad de no tropezar con alguna piedra que sobresalga del camino que me lleva a ti, ese camino que yo llamo confianza"

Una relación tormentosa, inundada por la inestabilidad, aunque a pesar de todas las dificultades ambos involucrados decían sentirse plenamente enamorados. Uno, dos, tres rompimientos lastimaron a la pareja en cuestión. Cuando apenas ellos se empezaban a conocer como enamorados, cuando todo parecía ser un sueño, algo los regresó bruscamente a la maldita realidad. Ella descubrió que el niño que pensaba nominar al novio del año, no era más que una pantomima, un personaje mal interpretado, una cara bonita con la conciencia sucia.


PRIMER ROUND

Él muy mal tipo la engañó, pero a pesar de ya ser bastante malo, la situación se ensombreció más para la pobre niña ilusionada de un bodrio de chico, la mujercita (las que lastiman de esa forma, no merecen ser llamadas "mujeres") era nada más y nada menos que amiga de infancia de ella. Creo que un engaño de esas características es el peor golpe anímico para cualquiera de nosotras; es perder a una amiga (el significado que nosotras le damos a la palabra amistad es bastante íntimo y encierra un código de lealtad infinito) y a la vez, al noviecito; los dos, seres que ocupan un lugar importante en nuestros corazones y que al fallarnos también dañan el espacio que les hemos brindado ingenuamente. Ese fue el primer adiós, creo que todas opinamos igual, debió ser definitivo, pero no, solo fue un hasta luego.


SEGUNDO ROUND

Después de transcurrir algunos meses, "vuelve el perro arrepentido, con el rabo entre las patas, con el hocico partido.." ; a pesar de salir de una relación fugaz con la señorita "amiga de infancia", la señorita "ilusionada de un bodrio de chico" aceptó disculpas del susodicho; además entregó su corazón, su razón y su pasión. Si fuera tan fácil olvidar los momentos dolorosos y a quienes los provocan, muchas chicas no estarían solas, muchas no odiaríamos a algunos cuantos patanes, ellos no serían retirados de algunas propiedades como perros sarnosos,  ellos no volverían como recitó "el chavo" tantas veces... "vuelve el perro arrepentido...", pero la realidad es otra, olvidar es tan difícil como caer de un décimo piso y vivir para contarlo. Cómo una predicción, así resultó lo antes dicho para la ilusa, el miedo a ser burlada una vez más, no le permitió confiar, ¿y a quién sí? es lógico reaccionar de esa manera después de haber derramado lágrimas por la debilidad de un niño que no controla sus hormonas. Obviamente, a nadie le gusta ser tratado como un delincuente que debe ser vigilado para que no vuelva a delinquir; ella prefería que se mantuviera alejado de su entorno social, especialmente de sus amigas, vale la pena agregar que el 90% de ellas, si es que no todas, habían transitado por ese parque, llamado "niño que no controla sus hormonas". Sí, chicas, a parte de infiel, recorrido. Ella terminó por ahogarse en los celos; él, por asfixiarse del control .Y una vez más se dijeron adiós, un breve adiós. 


TERCER ROUND

Nuestra señorita "ilusionada de un bodrio de chico" sufrió de lo que conocemos como "presión de grupo"; al parecer, el señor "bodrio de chico" simpatizaba en demasía a su familia y al no verlo pararse por su hogar, empezaron las preguntas: ¿por qué no viene? ¿por qué no lo invitas a comer? ¿cuando va a venir?. Dichas interrogaciones solo atormentaban la mente de alguien que, por fin, solo quería decir "delete" y borrar todo lo vivido. De esa manera, ella cedió ante las tentaciones, pues él insistía volver, una vez más. Otra vez juntos, en el momento en el que todo prometía, en la mente fantasiosa de una mujer que solo quiere sentirse amada, ser felicidad. Transcurrieron meses de alegría y mucho amor; sin embargo, siempre algo no encajó. Él, otra vez, distanciado de su entorno, debido a la rutina que los invadió: Dedicados plenamente a la pareja, no dejaron tiempo para disfrutar de manera independiente. Se esclavizaron uno al otro, convirtiendo los momentos juntos en repetitivos y nada esperados. No apartaron espacio para extrañarse y mucho menos para necesitarse. De esa manera, él solo deseaba regresar a lo que era su vida antes de involucrase con ella, amigos, a toda hora; mujeres, todas "putas" sin enamorarse de alguna, alcohol, de manera desmedida; drogas, incluso un poco de eso.

Ese fue el final de una hiriente historia; solo espero, que no exista un cuarto capítulo de algo que no deja de lastimar a los protagonistas. Hay casos en los que el amor no es suficiente; en el camino ya se perdieron muchos otros componentes de una relación y lo que queda de ella solo es un deteriorado recuerdo, que no puede hacer más que guardar los momentos lindos para la prosperidad.



3 comentarios:

Jazmín dijo...

[...]en la mente fantasiosa de una mujer que solo quiere sentirse amada, ser felicidad.
me quedo con eso...

qué buen blog!

Marii dijo...

Gracias por tu comentario :)

norton2011 dijo...

interesante
no solo tu blog, sino lo que dice arriba de donde escribo

es una historia que he visto varias veces, muy comun diria yo, pero lo dificil no es caer, sino levantarse

seguire por aqui
buscare una historia mas feliz, seguro esta por aqui

gracias por permitir comentar